Telemonitorización

3 grandes avances en telemedicina que deben consolidarse en 2108

Hablamos de la personalización de medicamentos, el manejo personalizado de enfermedades y la reducción del dolor crónico.


Los expertos consideran que este 2018 va a ser el año de desarrollo y consolidación definitiva de la personalización de medicamentos, el manejo personalizado de enfermedades y la reducción del dolor crónico.

Durante el 2017, el mercado se volcó en la adquisición de soluciones y servicios de hardware y software de telemedicina como terminales de telemedicina, aplicaciones móviles de ehealth o sensores remotos de telemonitorización.

Sistemas pensados para ayudar a los profesionales de la salud y a los pacientes a prevenir y controlar sus enfermedades y los riesgos para la salud sin olvidarse de su bienestar y la calidad en la atención recibida.

Y no hablamos de un sector menor, todo lo contrario, es un negocio tan en auge que las estimaciones hablan de que valdrá 230 mil millones de dólares para 2020.

El envejecimiento acelerado de la población, los cambios en la sociedad y el aumento de los costos de la llamada sociedad del bienestar, la telemedicina nos permite reinventar la manera en la que accedemos y disfrutamos de la atención médica, sin reducir accesos, universalidad o calidad. Aunque la telemedicina es también tecnología, debe ser una tecnología humanizada y centrada en el paciente.

La telemedicina permite la llegada de la personalización de la medicación y cambiar la situación actual. Esto es posible gracias al análisis personalizado de cada paciente de sus datos genéticos, clínicos y fisiológicos que permitirá confeccionar medicamentos a la carta. Esto permitirá que cada paciente reciba un tratamiento determinado, incluso aunque presente un trastorno igual a otro paciente, su tratamiento será diferente ya que sus hábitos y rasgo genéticos son totalmente diferentes.

El manejo personalizado de enfermedades debe entenderse como la autogestión o el compromiso de un paciente con su enfermedad. Acordarse de utilizar todos los días los sensores de telemonitorización y subir los datos a la plataforma solo se puede conseguir con el compromiso del paciente.

Y el tercer campo de batalla de la telemedicina es la reducción del dolor, para ello se está investigando en nuevas herramientas digitales como la realidad aumentada.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios