Telemonitorización
Escrito por Telemedicina

El ahorro económico, una de las clave en el desarrollo de la telemedicina

En 2017 el sector eHealth supondrá para Europa un volumen de negocio de casi 7.000 millones de dólares.


Quizás el definitivo impulso a la telemedicina no venga por el apoyo de las instituciones públicas o por la demanda de una sociedad cada vez más digital. El impulso que falta para el desarrollo de la telemedicina puede venir por un elemento que no es ni mucho menos, poco importante, es sencillamente económico. Ya que el ahorro que supone la implementación de la telemedicina en los sistemas de Seguridad Social o en la empresa privada, es enorme.

Si en sectores tan históricamente inamovibles como la banca o los seguros ya están inmersos en la transformación de sus modelos empresariales históricamente establecidos, la telemedicina está intentando tocar una fibra sensible en el tejido empresarial y médico con uno de sus puntos fuertes, el ahorro que suponen.

Con una población que envejece a pasos agigantados y con el aumento de la cronicidad, la telemedicina se antoja como uno de los recursos a futuro para la medicina. Y no hablamos de sustituir la profesión, sino de buscar una forma diferente de prestar servicios sanitarios con el objetivo de completar los retos que se presentan en el futuro.

Los pacientes están cada día más acostumbrados a solicitar y recibir servicios por internet y la salud no puede quedarse al margen. El paciente pasivo que solo tiene un papel secundario ha pasado a la historia. El paciente, incluso los pacientes de mayor edad cómo se ha demostrado en diferentes estudios no muestran rechazo a las nuevas tecnologías, tiene un papel activo en el control de su enfermedad y mediante los dispositivos de telemedicina es capaz de llevar un seguimiento diario de las constantes vitales que necesita monitorizar y compartir a distancia con el profesional médico.

Y además, la recogida de toda esta información, lo que se conoce como el big data sanitario, ayuda y mejora la generación de datos referentes a los pacientes, tanto de forma particular como global, en un intento de que ese gran volumen información sirva para la prevención a través de la generación de patrones.

“Y es que según la consultora PWC, en 2017 el sector eHealth supondrá para Europa un volumen de negocio de casi 7.000 millones de dólares.”

Y su implementación en los sistemas públicos sanitarios supondría un ahorro de 99.000 millones de dólares. Un coste que se podría invertir en otras áreas, reducir tiempos y mejorar su tratamiento.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios