Telemedicina

Cronicidad y telemedicina, dos conceptos cada vez más unidos

La telemedicina es una vía útil para garantizar una asistencia médica de calidad, eficiente y con una garantía contrastada.


Es un hecho irrefutable, las enfermedades crónicas cada vez tienen un mayor protagonismo en España debido al aumento de la esperanza de vida y el estilo de vida actual.

Es difícil concretar un número exacto de pacientes crónicos en España actualmente pero según recoge la última Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, aproximadamente entre un 40% a 60% de los españoles mayores de 16 años presenta alguna patología crónica.

Y por ejemplo, según los datos de las Sociedades Españolas de Medicina Interna y de Medicina Familiar y Comunitaria, las patologías crónicas están detrás del 80% de las consultas de Atención Primaria, el 60% de ingresos hospitalarios y el 85% de los pacientes ingresados en Medicina Interna.

Y la tendencia en España es que incluso se acentúe en los próximos años.  Las previsiones de la OMS son que en 2030 las enfermedades crónicas serán la causa de tres de cada cuatro muertes en el mundo, superando ampliamente en impacto a las causas tradicionales de fallecimiento.

Según el portal de la cronicidad en España, estas enfermedades son responsables de más de 300.000 muertes al año y ya afectan en algún grado a más de 19 millones de personas. El 70% de los mayores de 65 años tiene alguna patología crónica y la mayoría sufre, de media, cuatro patologías.

Este contexto de la cronicidad en España nos permite subrayar la importancia que debería adquirir la telemedicina en la mejora de la calidad de vida del paciente crónico.  

Y es que con la implantación de la telemedicina se pone el foco en la salud del paciente desde un enfoque preventivo y de seguimiento, facilitando el acceso a la atención sanitaria. Gracias a la telemedicina, el paciente crónico puede tomar el control de su propia salud, jugando un papel activo en ella.

Cuando hablamos de paciente con patología crónica avanzada (EPOC, demencia, insuficiencia cardiaca,…) la tecnología aplicada a la medicina permite telemonitorizar a estos pacientes incrementando así su calidad de vida al tener que realizar menos visitas a Urgencias e incluso innecesarios reingresos hospitalarios.

Es indudable que el éxito de la telemedicina se basa en que esta tecnología incrementa el control sobre los pacientes y facilita la continuidad en su tratamiento, mejora su disponibilidad y especialmente, la accesibilidad a la información médica.

La telemedicina nos ofrece una respuesta clara y efectiva a algunos de los retos que nos plantea el sistema sanitario. El envejecimiento de la población unido a la cronicidad de los pacientes demanda una mayor y mejor atención sanitaria, unido a la insostenibilidad actual del sistema por su alto coste de mantenimiento y a una dispersión poblacional en cada vez más pequeños núcleos fuera de las grandes ciudades.

La telemedicina es una vía útil para garantizar una asistencia médica de calidad, eficiente y con una garantía contrastada.

Gracias a la telemonitorización es posible realizar el seguimiento de diferentes aspectos del estado de salud de los pacientes crónicos, tales como las constantes vitales y parámetros biomédicos, el seguimiento de signos y síntomas mediante sencillos cuestionarios, vigilando la capacidad funcional y cognitiva a través de escalas e índices de valoración.

Unos datos accesibles fácilmente, desde cualquier lugar y en todo momento, a profesionales de la salud de distintos campos lo que facilita la prescripción de medicamentos y las pruebas diagnósticas a distancia.

La telemedicina nos permite reducir los ingresos hospitalarios y listas de espera, así como los costes sanitarios. 

Las experiencias y pruebas piloto han contratado la utilidad de la telemedicina en patologías crónicas como la hipertensión, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia cardíaca u obesidad.

Una tecnología que mejora su calidad de vida y consigue un porcentaje de adherencia a los tratamientos mucho mayor. Resultados qua terminan por significar una mejor evolución de la enfermedad crónica.

 


    Ver comentarios
    Actualmente no hay comentarios