Telemedicina

El estilo de vida y la telemedicina, claves para entender las enfermedades del futuro y su tratamiento

La mayoría de estas enfermedades estarán motivadas por el estilo de vida de las personas.


El aumento de la esperanza de vida y el desarrollo de la investigación sanitaria en nuevos tratamientos y cuidados médicos hace pensar a los expertos que en un futuro cercano, el 80% de las enfermedades estarán relacionadas con el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Unas enfermedades que en la gran mayoría de los casos serán tratadas en el propio hogar del paciente gracias a la telemedicina.

La mayoría de estas enfermedades estarán motivadas por el estilo de vida de las personas. Se prevé un aumento de las enfermedades cardiovasculares, que hoy en día suponen una de las principales causas de muerte.

Aumentarán enfermedades como la obesidad, la diabetes o la hipertensión, es decir, enfermedades relacionadas con aspectos nutricionales y de hábitos de sueño que pueden provocar problemas con el corazón y los vasos sanguíneos.

Los expertos también hablan del aumento de la incidencia de enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer debido al aumento de la esperanza de vida.

Y de enfermedades relacionadas con la inmunidad o con problemas respiratorios, alergias, etc. que se podrán ver aceleradas y aumentadas por factores medioambientales como el exceso de contaminación o la concentración humana en las grandes ciudades.

Sobre el cáncer, está demostrado que en su incidencia influyen factores ambientales, no solo genéticos, por lo que se deberían tomar medidas como la prohibición del tabaco, acabar con la contaminación ambiental por el uso de carburantes fósiles para intentar minimizar los factores externos.

Por desgracia, los datos reflejan que cada día se tiende hacia una peor alimentación y una vida menos activa.

En países como España, cada día se sigue menos la dieta mediterránea, una de las más saludables y que reduce las tasas de cáncer, diabetes y enfermedades coronarias. Debido a la pujanza de hábitos y costumbres alimentarias poco saludables.

La obesidad se considera la epidemia del siglo XXI y por desgracia debemos añadir el aumento del sedentarismo. Una cuarta parte de la población realiza una actividad física insuficiente que amenaza su salud, según datos de la OMS. Otros estudios señalan que España es el cuarto país más sedentario de Europa.

En contraposición a este escenario, la telemedicina desempeñará un papel cada vez más importante en la prevención y el tratamiento de las enfermedades.

Los expertos vaticinan que los profesionales de la salud prescribirán soluciones de telemedicina como si de un fármaco se tratara.

El uso de aplicaciones móviles relacionadas con la salud cada día es más habitual, éstas cada vez serán más personalizadas. Se habla del concepto de telemedicina individualizada y las aplicaciones ofrecerán una atención personalizada para mejorar su eficacia.

Los dispositivos de telemedicina ya están siendo diseñadas por equipos multidisciplinares y no solo por desarrolladores tecnológicos.


    Ver comentarios
    Actualmente no hay comentarios