Eventos Telemedicina

Para la OMS el futuro de la salud es digital

Las tecnologías digitales de salud pueden mejorar el acceso a los servicios de salud, reducir costes, mejorar la calidad de la atención y mejorar la eficiencia de los sistemas de salud.


Para la Oficina Regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una prioridad la incorporación de las nuevas tecnologías al ámbito sanitario para evitar las desigualdades en el acceso a asistencia y tratamiento y, además, hacer más sostenibles y eficientes los sistemas sanitarios.

El concepto de salud digital de la OMS abarca todo lo relacionado con la salud electrónica, es decir la información relacionada con la salud, recursos y servicios compartidos electrónicamente, hasta el Big Data o la inteligencia artificial en el campo de la sanidad.

Una tecnología aplicada a la salud digital que incluye la telemedicina, la mhealth, la robótica, realidad virtual, genómica…. Etc. Una soluciones que según la OMS proporcionan un mayor acceso a los servicios de salud para las personas a las que sirven.

Las nuevas soluciones tecnológicas en salud que cambian constantemente la forma en que vivimos, es justo decir que el futuro de la salud es digital, según la OMS.

La OMS señala que el aumento de la esperanza de vida de la población y de los pacientes crónicos con el coste del mantenimiento de los sistemas de atención médica están poniendo en serio peligro los sistemas de salud.

En este sentido, consideran que las nuevas tecnologías pueden ayudar a que los sistemas de salud sean receptivos y sostenibles.

Las tecnologías digitales de salud pueden mejorar el acceso a los servicios de salud, reducir costes, mejorar la calidad de la atención y mejorar la eficiencia de los sistemas de salud.

También pueden proporcionar oportunidades para el cuidado personal. Por ejemplo, los dispositivos de telemonitorización y telemedicina ayudan a administrar mejor la salud, reduciendo así la carga sobre los sistemas sanitarios y ayudándolos a ser más sostenibles.

También destaca la OMS que las tecnologías de telemedicina nos pueden ofrecer un enfoque de prevención de enfermedades, en lugar de tratarlas. Por ejemplo los dispositivos que permiten monitorizar constantes vitales como el ritmo cardíaco y el azúcar en la sangre. Además, estos terminales de telemedicina al proporcionar formas de usar información relacionada con la salud, estos dispositivos ayudan a las personas a llevar vidas más saludables.

Para la OMS es muy destacable el papel de la telemedicina a la hora de reducir las desigualdades ya que ofrece servicios médicos a distancia, de gran importancia en áreas remotas. También pueden hacer que la información sanitaria de calidad sea más accesible, promover el conocimiento, fomentar comportamientos saludables y proporcionar acceso a las redes de apoyo para los pacientes”.

Más información. 


    Ver comentarios
    Actualmente no hay comentarios