Estudios Telemedicina

La brecha digital entre generaciones se acorta rápidamente

Pero el uso cotidiano del móvil ha demostrado como las personas mayores pueden adoptar y usar con normalidad cualquier tecnología


Una de las barreras que se esgrime a la hora de implementar la telemedicina es la excusa de la llamada “brecha digital”. Entendemos por brecha digital a la escasa penetración de las tecnologías de la información y la comunicación en grupos de edad determinados.

Tradicionalmente se ha creído que las personas de mayor edad eran reacias a utilizar las nuevas tecnologías y sólo se utilizaba el dato del acceso a internet entre las personas mayores.

Pero el uso cotidiano de smartphones y de tecnologías de comunicación como whatsapp ha demostrado como las personas mayores pueden adoptar y usar con normalidad cualquier tecnología.

“Y no hay mucha diferencia entre el uso de una tablet para escribir un whatsapp como para monitorizar una constante vital.”

Los datos son de la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares del Instituto Nacional de Estadística que pone en evidencia un dato muy interesante. Si en 2007 eran 7 de cada 100 personas de 65 a 74 años las que habían utilizado internet en los 3 meses previos a la encuesta. En 2017 son 44 de cada 100 mayores los que habían utilizado internet.

Evidentemente todavía queda mucha distancia entre el uso de internet entre la población de 16 a 24 años y entre la población de 65 a 74 años. Pero el hecho es que esta distancia viene reduciéndose cada año que pasa. Pasando de 78,6 a 54,3 puntos porcentuales en los últimos años.

Una brecha que se reduce aún más en el uso del móvil. Si en 2007 había mucha diferencia generacional en el uso del móvil, en 2017 se ha recortado de manera importante gracias al uso del whatsapp. Así el 85,3% de las personas mayores habían utilizado un móvil en los 3 meses anteriores a la realización de la encuesta.

Los expertos consideran varios motivos para la reducción de la brecha digital, entre ellos destacan la reducción de precios de equipos y paquetes de datos, la mejora de las condiciones económicas de las personas mayores, la facilidad de uso de muchos tecnologías y las políticas de expansión de la cultura digital.

Y entre otros motivos, quizás debamos destacar a la demografía. Las personas que ahora tienen 65 años llevan varios años en contacto directo con la tecnología y son personas con mayores recursos culturales y económicos.

La eliminación de la brecha digital se encuentra entre los principales objetivos de la política social de la mayoría de las instituciones públicas y todavía queda mucho por hacer. Pero en este caso, la demografía juega a nuestro favor.

Muchas gracias al blog Envejecimiento en Red.

 

 


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios