Salud Digital

La llegada de la tecnología 5G beneficiará a la telemedicina

La previsión es que los primeros despliegues comerciales de la conectividad 5G se inicien en 2020


De modo similar al 4G en pocos meses veremos la llegada de la conectividad 5G, una nueva conexión inalámbrica diseñada para mantenerse al día con la proliferación de dispositivos móviles conectados a internet y sus necesidades.

Las redes inalámbricas ya no sólo son necesarias para conectar a Internet el teléfono móvil o el portátil. Cada día hay más dispositivos como coches, cámaras de seguridad, wearables,… la lista es inmensa y se calcula que para 2020 ya habrá más de 21.000 millones de dispositivos conectados a internet.

En este mismo momento hay unos 6.400 millones de dispositivos conectados en el mundo. La mayoría se conecta actualmente por redes wifi, pero la llegada del 5G permitirá que puedan prescindir de estas conexiones.

La “G” en 5G significa “Generación”. La tecnología inalámbrica se popularizó en los 90 con la llegada a los móviles del 2G que permitió el envío de los famosos SMS. Con el 3G ya pudimos navegar por internet aunque a velocidades muy lentas. El 4G mejoró muchas de esas posibilidades que ahora se disparan con la llegada del 5G.

El 5G será unas 10 veces más veloz que 4G y los dispositivos de telemedicina serán los grandes beneficiados con este avance tecnológico.

La conectividad 5G permitirá el desarrollo de dispositivos de reducidas dimensiones que permitan las videoconferencias o la asistencia remota, al mejorar la conexión y la resolución de la imagen.

Una velocidad que permitirá el desarrollo del hogar inteligente y del Internet de las Cosas sin necesidad de depender de redes wifi y sus limitaciones de conexión.

Otro de los grandes beneficiados es la teleasistencia móvil a la que se podrá añadir nuevas funcionalidades como el envío de datos biométricos de los usuarios o la posibilidad de nuevos recursos asistenciales como la videoconferencia con el usuario con total calidad de imagen.

Y los más optimistas incluso hablan de robots de campaña especializados en intervenciones quirúrgicas que respondan a las instrucciones casi con instantaneidad o las posibilidades de los fármacos inteligentes.

La previsión es que los primeros despliegues comerciales de la conectividad 5G se inicien en 2020 tras fijar un estándar común a que se acogerán todos los operadores, así como definir la banda del espectro radioeléctrico que ocuparán los servicios.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios