Telemonitorización

La tecnología, un gran aliado para las personas con epilepsia

Los sensores de pulsera tienen la capacidad de detectar convulsiones tónico-clónicas


Para la mayoría de las personas con epilepsia, el objetivo es vivir una vida plena y activa con las mínimas restricciones y sabiendo, que si se presenta una situación en la que se necesita con urgencia ayuda, esta llegará con rapidez.

Para conseguir este objetivo las personas con epilepsia tienen un aliado en las nuevas tecnologías.

Consejos para el día a día de un epiléptico.

  • Mantener un registro de las convulsiones después de que ocurran para ver si se pueden establecer unos disparadores o tendencias que pueden contribuir a que se inicien las convulsiones. Así se podrá intentar establecer las actividades y los factores desencadenantes que deben evitarse.
  • Dormir lo suficiente y con regularidad. La falta de sueño es una causa bien conocida y estudia de convulsiones.
    Informar de su condición de epiléptico a su entorno y especialmente a su médico, farmacéutico y centro de salud.
  • Evitar el exceso de alcohol. El alcohol puede interferir en la efectividad de la medicación y también hay pruebas que sugieren que el alcohol puede aumentar las probabilidades de tener convulsiones o incluso causarlas.
  • Recurrir a un programa de teleasistencia. La teleasistencia no solo hay que asociarla a personas mayores. Es un sistema que nos permiten contar con una ayuda inmediata antes una crisis las 24 horas del día, todos los días del año.
  • Utilizar un sensor de convulsiones. Los sensores de pulsera tienen la capacidad de detectar convulsiones tónico-clónicas tanto durmiendo como despierto.
    Estos sensores se pueden configurar para que avisen de forma inalámbrica a una lista de contactos cuando se detecta un ataque o incluso al servicio de teleasistencia.

Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios