Estudios Telemedicina

Los costes sanitarios bajan un 55% con la telemedicina en pacientes con insuficiencia cardiaca

Permitió una disminución neta media en los costes directos de 3.170 euros por paciente por cada 6 meses de seguimiento.


Un nuevo estudio se viene a sumar a la gran cantidad de estudios y programas piloto que han demostrado que la telemedicina supone un importe ahorro en los costes sanitarios.

En este caso nos debemos remitir al último estudio presentado ayer en el marco del Congreso Europeo de Cardiología celebrado en Barcelona que asegura que la incorporación de telemedicina, junto al cuidado multidisciplinar, para tratar a pacientes con insuficiencia cardiaca reduce en un 55% el número de ingresos con un menor coste para el sistema sanitario.

El presente estudio ha sido realizado por el Instituto Catalán de la Salud (ICS), la Fundación Gol de Investigación en Atención Primaria y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM).

Se ha basad en el análisis de116 pacientes elegidos al azar con dos subtipos de insuficiencia cardiaca: 27 personas con fracción de eyección intermedia (HFmrEF) y 89 con fracción de eyección preservada (HFpFE), para quienes no hay fármacos que hayan mejorado la tasa de supervivencia.

El grupo de control recibió un seguimiento de atención habitual y el otro grupo de pacientes fue atendido mediante un dispositivo de telemedicina. El estudio se basó en la asignación del coste total para evaluar los gastos directos de la actividad clínica y la conclusión es muy importante, el grupo de pacientes atendidos por telemedicina permitió una disminución neta media en los costes directos de 3.170 euros por paciente por cada 6 meses de seguimiento.

La telemedicina aplicada a la atención de pacientes con insuficiencia cardíaca consistió en la realización de visitas médicas a través de videoconferencias, conjuntamente con la telemonitorización de diferentes variables.

Con el envejecimiento de la población cada vez hay más pacientes con insuficiencia cardiaca, especialmente cuando el paciente supera los 65 años de edad. Una enfermedad que se vuelve casi crónica gracias al apoyo de enfermería y la educación sanitaria.

Los expertos han llegado a la conclusión que gracias a la telemedicina es posible reducir el número de ingresos sin que se reduzca la calidad en la asistencia prestada al paciente y el ahorro económico que supone es muy alto.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios