Telemonitorización
Escrito por Telemedicina

La importancia de la monitorización de la glucosa

La telemonitorización ofrece la posibilidad de acceder a los cuidados de un profesional sanitario sin necesidad de desplazamientos


La telemonitorización permite a los profesionales sanitarios valorar el estado de salud de las personas ofreciendo información en tiempo real. Es una parte de la telemedicina centrada en el tratamiento, la prevención de la enfermedad y que permite que el paciente se convierta en una parte activa.

La telemonitorización ofrece la posibilidad de acceder a los cuidados de un profesional sanitario sin necesidad de desplazamientos, algo de gran valor en especial para aquellos que padecen enfermedades crónicas y necesitan de una monitorización frecuente, evitando así visitas innecesarias al hospital de referencia o centro sanitario.

A través de la telemonitorización es posible realizar el seguimiento de diferentes aspectos del estado de salud y la toma de constantes vitales y de parámetros biomédicos.

Según datos de la OMS, la diabetes es una de las 10 principales causas de muerte en el mundo. Se estima que llegarán a 370 millones en 2030 las personas diabéticas a nivel mundial. Por ello la importancia del control de los niveles de glucosa en la sangre,

Para este tipo de enfermedades utilizamos un glucómetro, que de forma instantánea permite conocer la concentración de glucosa en sangre y gracias a la transmisión remota de los datos que permiten las principales soluciones de telemonitorización, no es necesario acudir al centro de salud para realizarse las mediciones.

La glucemia es la medida de concentración de glucosa libre en la sangre, un indicador fiable para conocer los casos de hipoglucemia o hiperglucemia. Este último es el indicador más habitual para alertar una deficiencia de insulina, en el caso de la diabetes de tipo I o una resistencia a la insulina, en el caso de la diabetes de tipo II.

Lo curioso es que los principales fabricantes de dispositivos de monitorización de la glucosa están estudiando la concentración de glucosa libre en sangre como un parámetro para evaluar la actividad de personas perfectamente sanas y no diabéticas.

Se habla de monitorizar la glucemia para controlar la actividad física, la obesidad o la ingesta de alimentos. El motivo es que se ha comprobado que hay una correlación entre el nivel de actividad y los niveles de azúcar en sangre.

El único problema que presentan actualmente los glucómetros es que funcionan extrayendo una minúscula muestra de sangre. Pero parece que ya se ha descubierto un nuevo sistema de extracción no invasivo que va a permitir mejorar la toma de datos.

Por ejemplo, Tim Cook, CEO de Apple, suele llevar en su muñeca un medidor de glucemia que realiza mediciones de forma continua y no invasiva.

Si los medidores de ritmo cardíaco fue el primer caso de un dispositivo de telemonitorización que saltó de los terminales de telemedicina multiusuario a sensores personales quizás se conviertan los glucómetros en el siguiente caso.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios