Telemedicina

Tecnologías como el Big Data ayudan a mejorar servicios sociosanitarios como la teleasistencia

La teleasistencia se verían muy beneficiados de la aplicación en su servicio de tecnologías basadas en el Big Data.


En la actualidad existen dos conceptos dispares como son el envejecimiento de la población y el Big Data que sin embargo, unidos pueden ser de gran valor para los modelos y servicios sociosanitarios actuales.

Por una parte tenemos un hecho incuestionable como es el envejecimiento de la población debido a la conjunción de la mejora en los avances médicos, la alimentación, los hábitos saludables y la caída de la natalidad.

Y por otra parte el Big Data, un concepto que hace referencia a un conjuntos de datos tan grandes que aplicaciones informáticas tradicionales de procesamiento de datos no son suficientes para tratar con ellos. Las nuevas tecnologías aplicadas al sector sociosanitario y el aumento de usuarios por el envejecimiento de la población y de su esperanza de vida hacen que el volumen de datos masivos crezca constantemente.

Pensemos por ejemplo en cómo tratar los datos que ofrecen todas las comunicaciones que cada año recibe una central de teleasistencia si le sumamos todas las centrales de teleasistencia de una comunidad autónoma o incluso de un país y cómo cada año va en aumento el número de comunicaciones. Una información que con la llegada de los terminales digitales por IP se verá cada vez más incrementada y más se le sumamos los datos de los dispositivos y sensores instalados en las viviendas de los usuarios

Servicios sociales como la teleasistencia se verían muy beneficiados de la aplicación en su servicio de tecnologías basadas en el Big Data.

Por ejemplo, con la información recopilada se podría obtener patrones para determinar comportamientos comunes entre usuarios o conocer cuál va a ser la necesidad de un servicio o cuándo se va a demandar.

Incluso en un futuro nos podría permitir ayudar a encontrar situaciones de soledad o de depresión con la información obtenida analizando las redes sociales. El Big Data utiliza algoritmos que permiten el análisis de datos de diversas fuentes que hasta ahora no se habían usado en un conjunto.

Los datos permiten por ejemplo anticiparse a las necesidades de nuestros mayores y personas dependientes o emitir alertas que ayuden en el control de la evolución de las enfermedades de los pacientes crónicos del servicio de teleasistencia.

La aplicación práctica del Big Data nos permite aplicar modelos predictivos a partir de la información que aportan los datos para mejorar la atención al usuario, optimizar los tiempos y recursos empleados y predecir las necesidades futuros de los usuarios. Y no es cosa del futuro, ya que las principales empresas del sector ya han implantado sistemas de Big Data.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios