Estudios Telemedicina

Telegeriatría o telemedicina aplicada a las necesidades de las personas mayores

Al hablar del concepto de telegeriatría la cuestión más importante es si la tercera edad estaría dispuesta a incorporar esta tecnologia


Es un hecho incuestionable el envejecimiento de la población a una escala global. Al ritmo actual, los modelos tradicionales de atención sanitaria necesitarán de un aporte presupuestario tal, que serán insostenibles dentro de pocas décadas.

No sólo por el volumen de medicamentos que requiere esta población envejecida y mayormente con enfermedades crónicas, sino también porque el personal médico necesario para atender físicamente a estas personas será inasumible por ningún sistema nacional de salud.

Por esta razón, se necesita un nuevo patrón y la telegeriatría o la telemedicina orientada a la tercera edad, se presenta como una herramienta muy eficaz y necesaria.

La telemedicina ha demostrado ya en la práctica, los importes ahorros económicos y de recursos humanos que supone, evita que el paciente se movilice, es aceptada por la mayoría de los pacientes y profesionales médicos, aumenta la calidad de vida del paciente y detecta un problema en el momento que está ocurriendo y no cuando el paciente acude al hospital.

La telemedicina ofrece muchos medios para hacer frente a los problemas de la atención geriátrica y nos permitirá evitar una crisis de recursos humanos y ofrecer atención de calidad al paciente mayor.

Telegeriatría

Al hablar del concepto de telegeriatría la cuestión más importante es si la tercera edad estaría dispuesta a incorporar las tecnologías de la información y la comunicación en un área tan trascendente como la salud.

Según los estudios publicados, la aceptación de la telemedicina es algo relativamente sencillo en la población que actualmente tiene entre 40 a 65 años. Una población que ha incorporado a su vida diaria tecnologías como internet o el uso de móviles inteligentes.

Algo mucho más complejo es el uso de la telegeriatría en la población de más de 70 años con un uso ocasional de la tecnología. Pero de todas formas, los pacientes geriátricos venideros no tendrán ninguna barrera técnico-cultural en la utilización de la telemedicina por lo que será una tecnología totalmente aceptada.

Todas estas conclusiones están sacadas del estudio “Geriatric Telemedicine: Background and Evidence for Telemedicine as a Way to Address the Challenges of Geriatrics” publicado por el doctor estadounidense Ronald C. Merrell y toda una eminencia en el campo de la telemedicina en US National Library of Medicine National Institutes of Health.

En su trabajo, Merrell habla de varios grandes factores que serán claves en la aceptación de la telegeriatría. En primer lugar hablamos del factor de la independencia. Gracias a la telemedicina los pacientes tienen el poder de la decisión, realizar sus planes preventivos y tener un contacto directo con sus médicos.

Y en segundo lugar, el ahorro que supondrá para las personas mayores el uso de la telemedicina y el aumento en su calidad de vida.

Datos del Estudio


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios