Estudios Telemedicina
Escrito por Telemedicina

La telemedicina permite eliminar las barreras de género en países en desarrollo

En pocas ocasiones se había estudiado la telemedicina desde un punto de vista sociocultural.


Se han realizado muchos estudios y pruebas piloto sobre el papel de la telemedicina en la reducción de costes, la calidad del servicio asistencial o su efectividad. Pero en pocas ocasiones se había estudiado la telemedicina desde un punto de vista sociocultural.

Recientemente se ha publicado en Science Direct, la publicación de Elsevier para investigadores, profesionales de la salud y de la información médica, un estudio titulado ‘Explorando el papel de la telemedicina en la mejora del acceso a la sanidad de mujeres y niñas en las zonas rurales de Nepal’.

La principal conclusión del estudio es que la telemedicina facilita la atención, el diagnóstico y el tratamiento de muchas enfermedades y juega un papel determinante en la reducción de barreras de género y culturales en países en vías de desarrollo.

El estudio lo ha realizado el Instituto Asiático de Tecnología de Bangkok en zonas rurales de Nepal. Comprobaron que la implantación de servicios de telemedicina ayudaba a mejorar la calidad de vida y el acceso de la población a la sanidad y especialmente en el caso de mujeres y niñas.

Nepal es uno de los pocos países del mundo donde las mujeres viven menos que los hombres. Es una sociedad rígidamente patriarcal donde las mujeres dependen de su marido y de su padre.

Todavía existe una discriminación generalizada contra las mujeres y las niñas en la sociedad, que suele impedirles tomar decisiones básicas sobre su propio cuerpo, su salud y su vida.

Los investigadores comprobaron que en las zonas donde se habían instalado soluciones de telemedicina aumentaba el acceso a la sanidad de las niñas y mujeres, con un ahorro importante en desplazamientos, tiempos de espera y costes.

Una de las principales razones es que los hombres tienen menores restricciones que las mujeres para viajar, aunque sea por cuestiones médicas.

Aunque la Constitución ofrece a las mujeres la igualdad de oportunidades de educación o acceso a la sanidad, la realidad es que más del 75% de las mujeres de 15 años nunca ha ido a la escuela.

Desplazarse a un hospital supone toda una odisea para una niña o mujer nepalí. Debe de contar con el permiso de su padre o marido y poder afrontar la difícil orografía del país con vías de comunicación poco desarrolladas.

Las dificultades en el acceso a los servicios de asistencia sanitaria y a su pago se le añaden las barreras de género y culturales al ser tradicionalmente los varones los encargados de tomar decisiones con respecto a la salud de las mujeres.

Por todo esto la telemedicina ha permitido romper muchas barreras y el acceso de la mujer a preguntas sobre la salud sexual y reproductiva. En Nepal muchas mujeres sufren de prolapso uterino, enfermedad en la que se debilitan los músculos pélvicos, lo cual ocasiona que el útero descienda a la vagina.

Las causas habituales son tener muchos niños en poco tiempo, dar a luz sin la asistencia de personal médico cualificado y llevar pesadas cargas durante el embarazo o en la primera fase del embarazo.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios