Telemedicina

La telemedicina pediátrica debería ser el aliado perfecto para los padres durante los meses de verano

Solamente en España, el número de consultas de Pediatría en niños de 4 a 16 años asciende a 3,2 millones durante el periodo vacacional.


Uno de los campos en los que la telemedicina tiene mayor proyección debido a su gran demanda y utilidad, es el de la pediatría. Cada día se realizan miles de consultas pediátricas por medios más rudimentarios como el teléfono o el whastapp, lo que demuestra la gran proyección de esta tecnología en esta rama médica.

Unas consultas a distancia que se multiplican durante los meses vacacionales en los que los niños pasan sus vacaciones fuera de su rutina y lugares habituales. Pero en muchas ocasiones las consultas exceden a las posibilidades tecnológicas que permite el teléfono móvil y los padres tienen que acudir al pediatra.

Tal es así que incluso una empresa tecnológica ha calculado que se podrían haber evitado hasta 2,5 millones de visitas al pediatra durante los meses de verano si se hubieran reemplazado por una solución en telemedicina.

Se estima que solamente en España, el número de consultas de Pediatría en niños de 4 a 16 años asciende a 3,2 millones durante el periodo vacacional.

La telemedicina supone un importante ahorro económico pero también es un ahorro en horas para los profesionales de la salud y en la mejora de la calidad de vida de los niños, que no tienen que sufrir el trastorno de acudir a las consultas pediátricas.

La telemedicina pediátrica puede tomar muchas formas: puede ser una madre realizando una videoconferencia con el pediatra o la transmisión remota de unos datos obtenidos en casa a un especialista mediante un dispositivo de telemonotorización.

En todos estos casos, la tecnología está permitiendo a los pediatras de atención primaria proporcionar una atención de alta calidad a los niños que lo necesiten.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios