Eventos Telemedicina

Telemonitorización por colores para pacientes crónicos

Cada día, es más evidente que la tecnología es muy importante para el día a día de nuestros mayores.


Cada día, es más evidente que la tecnología es muy importante para el día a día de nuestros mayores. Tecnologías como la teleasistencia y la telemonitorización ya son una realidad en muchos hogares.

Muestra de esta importancia son las Jornadas de productos de apoyo para mayores en las que se muestra a los mayores cómo la tecnología puede ayudarles en su vida diaria y mejorar su calidad de vida.

Así, la directora provincial del Imserso, Isabel Quesada, estuvo presente en las IX Jornadas de productos de apoyo para mayores que se organizaron la semana pasada en Melilla con el objetivo de dar a conocer a los mayores las últimas novedades y tecnologías de productos que ayudan a mejorar su autonomía.

Quesada aprovechó la ocasión para recordad y destacar el gran papel que juega la teleasistencia en Melilla porque ayuda a personas dependientes o mayores que viven solos a estar conectados permanentemente con una persona de apoyo, que no solo les atiende si tienen un problema, sino que les llama para recordarles que tomen la medicación, que salgan a pasear o les felicita el cumpleaños.

También afirmó la directora provincial del Imserso el gran adelanto que supone la telemonitorización y que no descarta que se implemente en Melilla en un futuro cercano.

Durante las jornadas importantes empresas como Tunstall Televida, Vodafone o la ONCE presentaron varios productos y soluciones. Una de los proyectos que más interés tuvo fue el control del proceso sanitario de un enfermo crónico a golpe de colores presentado por Tunstall Televida.

Esta empresa presentó un proyecto novedoso enfocado especialmente a las personas con enfermedades crónicas. La idea principal del proyecto es poder conocer a través de un dispositivo con los colores de un semáforo, en qué estado se encuentra el paciente.

Para este proyecto de telemonitorización es clave la coordinación entre los centros de salud y los servicios sociales ya que deben seguir en todo momento, el proceso sanitario de un enfermo crónico.

El dispositivo contará con tres grados, y a semejanza de un semáforo, si está verde es que el paciente está bien. Si se pone en ámbar se necesitará llamar a los servicios sociales para recordarle a la persona monitorizada que debe tomar la medicación u otra medida y en el caso de que se ponga rojo, se activa de forma directa los servicios sanitarios.


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios