Estudios Telemedicina

Lo que más se valora de la telemedicina es su confianza, facilidad y accesibilidad

El 65% de los entrevistados ya usan o les gustaría hacer uso de la telemedicina


Según una encuesta publicada por un conocido portal de salud, los tres aspectos que más se valoran al hablar de telemedicina son, la confianza, la facilidad y la accesibilidad.

Para la gran mayoría de los profesionales médicos encuestados, los dispositivos de telemedicina les permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Otra de las ventajas es la de poder optimizar los tiempos de atención y diagnóstico, de interactuar mejor con los pacientes, reducir los tiempos de lista de espera, consulta y de urgencias, así como de mejorar la agilidad en la gestión de los trámites administrativos del paciente.

Lo que más valoren los profesionales médicos que han participado en este estudio es que gracias a la telemedicina se pueden superar las barreras geográficas y temporales por una parte, y por la otra, se consigue reducir el número de visitas innecesarias y mejorar los resultados del paciente gracias a la mayor precisión y reducción de tiempos de diagnóstico y tratamiento.

Por otra parte, los pacientes que han participado en esta encuesta han destacado que la telemedicina le aporta confianza y fiabilidad. Sin olvidar que los pacientes consideran que un buen sistema de telemedicina debe ser asequible y fácil de usar.

Sobre la implementación de la telemedicina en el día a día del sector salud en España todavía estamos muy lejos de los datos de otros países de nuestro entorno. La realidad es que la única herramienta que se utiliza, por 6 de cada 10 profesionales médicos encuestados, es la gestión online de las citas médicas.

Los profesionales médicos reconocen que valorarían mucho herramientas como el historial clínico online, la videoconsulta o la toma remota de las constantes del paciente y son sabedores que mejoraría su trabajo diario y el servicio prestado al paciente.

Solo existen dos causas que generan cierta suspicacia entre los profesionales médicos y los pacientes sobre la telemedicina, un elevado coste y la pérdida de la empatía entre médico y paciente.
La mayoría de los pacientes encuestados señalan que la principal barrera del uso de la telemedicina es el coste de las herramientas de telemedicina.

El otro punto que genera controversias y que preocupa tanto a médicos como a pacientes es que el uso de la telemedicina pueda hacer menos empático el trato entre el médico y paciente. Aunque reconocen que las ventajas que aporta son mucho mayores que los inconvenientes comentados.

La realidad es que el 65% de los pacientes entrevistados ya usan o les gustaría hacer uso de la telemedicina para el cuidado y gestión de la salud. Una tecnología que les permite tener un mayor control de su propia salud y un cuidado más proactivo


Ver comentarios
Actualmente no hay comentarios